Archivos para noviembre, 2010

Cada vez que tengo que currar con un equipo no-Linux echo de menos lo mismo:  la falta de escritorios. Una sensación de “claustrofobia” me invade al ver apilarse ventanas y tareas delante de mí. Si minimizo una aún quedan otras nueve, y tengo que buscar un pdf mientras sorteo odt’s, conversaciones abiertas y navegadores web o de archivos.

Algo esencial (que también se puede hacer por defecto en otros SO) es agrupar las tareas en el panel. Puedes tener 18 ventanas abiertas de Dolphin, por ejemplo, y no perder espacio. Sin embargo esto es insuficiente si estás a mil cosas a la vez. Y ahí entran los queridos escritorios…

Mis aplicaciones van a parar de la siguiente forma a los 4 escritorios que tengo:

  • Escritorio 1: navegador web, navegador de archivos, tareas varias de usar en un momento dado.
  • Escritorio 2: salas Jabber, konversation, chat, skype y demás comunicación.
  • Escritorio 3: cosas de trabajar. PDF’s, ODT’s, programas técnicos y lo relacionado con el tener que currar va ahí.
  • Escritorio 4: Virtualización (VirtualBox), gestión del SO (actualizaciones, terminal, conexión con otros equipos de mi red (con KRDC por ejemplo), etc).

Esta organización más el que sólo se muestren en el panel las tareas del escritorio actual únicamente, me proporciona orden, tiempo y me quita mucho mucho estrés.

Anuncios

Pues eso, contra todo pronóstico me ha dado por volver indefinidamente a Gnome, tras año y pico en KDE. Quizá dure horas, semanas o meses, no tengo ni idea.

Echo de menos cosillas de KWin, AmaroK (por supuesto), KMail (obviamente) y algunas pijadillas más, pero creo que estoy en el momento en que me siento más objetivo en cuanto a opinión que pueda dar de los dos grandes escritorios en GNU/Linux. Así que si queréis la verdad absoluta sobe cuál es mejor preguntadme a mí ( : D)

Pantallazo para ilustrar el cambio (por supuesto, Debian)

  • Iconos Faneza
  • Dock AWN
  • Portada del álbum en el escritorio: Desktop Art (Rhythmbox)