Archivos de la categoría ‘Konqueror’

Hace unos días que Adobe anunció la paralización (¿momentánea?) del desarrollo de Flash en 64 bits en la única plataforma donde funcionaba: GNU/Linux. Con los problemas de seguridad de la versión 10.0.45 y  con ello la obligada actualización a la versión 10.1, los usuarios de Flash 64 bits nos hemos quedado con el culo al aire. Sin ir más lejos, en Debian, si nos actualizamos a la actual versión de Sid del paquete flashplugin-nonfree, será inutilizable para la arquitectura amd64, tal y como informa el utilísimo paquete apt-listbugs. ¿Qué hacer? La solución viene por el camino de usar Flash 32 bits, mediante unos sencillos pasos:

  • Editar el /etc/apt/sources.list metiendo añadiéndole el repositorio de debian-multimedia.

deb http://www.debian-multimedia.org testing main non-free deb http://www.debian-multimedia.org sid main non-free

  • Actualizar repositorios e instalar el paquete debian-multimedia-keyring, por el asunto de las firmas.
  • Instalar el paquete flashplayer-mozilla, en cuya operación desinstalará otros paquetes de flash previamente instalados, como el flashplugin-nonfree, e instalará otros necesarios para el apaño de flash32 en un navegador de 64 bits, como es el nspluginwrapper.

Otra alternativa es seguir de cerca el proyecto gnash, así como estar antentos a la bendita evolución de HTML5. Adobe ha decidido, como empresa que es, hacer lo que les da la gana (en su pleno derecho están) y dejar de dar soporte a Flash 64 bits en GNU/Linux. Cuando me pregunten por qué es mejor el Software mantenido por la comunidad VS el propietario, les comentaré este caso.

Pues sí, lo hice. No hacía ni dos semanas que decía aquí que mi cliente de correo era Thunderbird y que por mucho encanto Qt que tuviera KMail no me iba a desprender de la aplicación Mozillera, cuando caí.

A mí la integración me atrae mucho. Ojalá todos los programas que usara fueran KDErianos. Y ojalá que fueran Gnomeros si éste fuera mi entorno. Por tanto, decidí darle otra oportunidad a KMail… y parece que la ha sabido aprovechar.

Pros

Por supuesto la ventaja más importante es la de la integración. Se ve realmente bien. Mejor que el Thunderbird/Icedove.

Me quejaba de un demonio al arranque, como era exim4. El caso es que ha desaparecido como dependencia. Si instalas KMail ya no te pide ese paquete también. Punto a su favor sin duda (qué pasa, sí, soy un histérico y quiero empezar con lo mínimo en el arranque : )).

Contras

Akonadi: KMail es parte del escritorio KDE y como tal se coordina con otras aplicaciones de éste. Si ejecutamos KMail va a necesitar Akonadi. lo que conlleva unos 50 MB de Ram si sólo necesitas contactos y no te hacen falta calendarios etcétera.

Konqueror, Rekonq, Arora…

Y en pos de esa totalidad de programas K y seguir expandiendo sus horizontes e seguido investigando. Ya sólo me queda Openoffice (difícil, porque KOffice va aún bastante por detrás), Synaptic (insustituible), Wicd (el network-manager de KDE se me desconecta continuamente) y… Firefox/Iceweasel. (más…)